Baila, baila

Había una vez un taller de percusión en un lugar mágico llamado La Estación de los Deseos...


Imagen mental: Un Andén, un par de vagones fuera de tiempo, muchos amigos almorzando bajo el sol en una plataforma de tren abandonada. Eran los primeros pasos de un grupo que se alimentó de tambores, charlas, cualquierismo, respeto, ganas de estar, de compartir y tocar. Gracias a esos primeros almuerzos nació mi querido grupo de percusión La Bombachita






Creo que tardamos poco menos de tres meses en armarnos como grupo, con ensayos y día fijo por fuera de lo impuesto por el taller. En octubre del 2007 viajamos a Mar del Plata. Gracias a esa escapadita al mar, La Bombachita entró en la etapa de “enamoramiento”. No existían defectos, nunca había ganas de separarnos y cuando estábamos juntos todo lo que hiciéramos era mágico. Si les cuento que Armando (alias El Bebu) propuso que La Bombachita se casara no me la creen, no?... Y que todos dijimos de toque que sí y propusimos como “cura” a nuestro profesor Inchausti, menos que menos me creen….
Bueno, entonces lo dejamos ahí.

Un poco de viaje

Durante el primer año, año y medio, me sumé en todos las tocatas que surgían, pero nunca llegué a ensayar con continuidad por mis benditos horarios de trabajo... Asi que no insistí, toqué en todo lo que pude, y en lo que no, me aplaudí todo desde abajo del escenario.
.



Haciendo cuentas, maaaas o menos, llevamos casi 4 años de vida bombachística, 88 comilonas, 221 fernet, 59 cumpleaños, 1000 rondas de tambores, 23 viajes y escapaditas, 790 ensayos y varias docenas de reuniones organizativas de corte eterno. Sí, eternas y hermosas. Un poco se alargaban por escuchar todos los puntos de vista, y otro poco porque, como dije, somos amigos... y birra que va, anécdota que vuelve, colgamos de más.





Mis amigos van camino a la profesionalización (como me costó esta palabra, espero esté bien). Cada uno de sus miembros, además de tocar, está a cargo de un área organizativa (desde quién lleva los instrumentos hasta quién hace los volantes de difusión), muchos ya tienen alumnos, otros van en camino hacia ello, y todos están comprometidos a fondo con el proyecto musical.




A veces son 15, a veces un poco menos, pero el grupo siempre es numeroso. Trabajan la improvisación dirigida (uats?). Banquen, les explico: Hay un director y un grupo que lo sigue. Todos tocan instrumentos de percusión y a veces se suma alguno con un instrumento melódico. Existen señas que indican compases, variaciones de ritmo, marcas para improvisar, señas para armar las bases del tema. Mejor, Pasen y vean.
Fotos: La Bombachita

6 comentarios

luk dijo...

grandioso gamba!
cuanta magia toda junta relatada a lo grande por mi editora preferida

Lau Gambale dijo...

Gracias artista de luxe! Luquitas también tiene "sangre bombachita".

vero mariani dijo...

Nuuuuu... me encantó este post (cuando no?). Piel de gallina. Por ahí pasa la cosa, no Unicornio?

Y doy fe: LA BOMBACHITA FUCKING RULES!!!!!!!! Es un afluente de energía positiva absoluta y, aunque sólo hayan sido dos veces, cuando me fui de verlos, me fui muuuuy contenta. Y pilas.

Éxitossss, más casamiento y más encuentros!

Besos!
Fan

jaja!

Mariantur dijo...

Me encantó!! me encantaron!! Lindo post Lau!

Lucila dijo...

Hermoso Gamba, como siempre.

Es lindo ver a LB en esta bonita comunidad

Te abrazo
Lu

Nat dijo...

Como te quiero Gambita! que linda manera de contarnos :)

beso y vamos por muchisiisisisimos posteos del planeta Gamba!

© Comunidad del Trueque
Maira Gall