Al momento de trocar, ¡tened en cuenta!


Mi amiga Anahí Flores los otros días me envío una sugerencia a la que titulamos "Cosas para tener en cuenta al momento de trocar". Y es esta en sus propias palabras:
Desde que Laura empezó con la idea de los trueques, me enganché y ya llevo un buen "currículum de trueques" que, además de buenos negocios me trajeron algunas amistades nuevas.


En más de una ocasión me pasó, también, que pensé que estaría bueno hacer una lista de los sí y los no a la hora de trocar.


Hago una lista rápida, surgida de mi experiencia. Aunque estoy segura de que me voy a olvidar de más de una cosa.

1) Si alguien te hace una oferta de trueque, respondé. Tenés libertad de aceptar o no, o incluso sugerir cambios en la oferta, pero más allá de tu respuesta, eso: respondé. No dejes al que se acercó a vos sin respuesta.


2) Si empezaste a negociar y te diste cuenta, a mitad de camino, de que ya no estás interesado en ese trueque, decilo. Es mejor eso que no responder y dejar al otro sin saber qué pasó.

3) Si prometiste en trueque un servicio o algo que no es instantáneo, o sea, que queda para depués, cumplí con los plazos que hayas estipulado como lo harías en una transacción que envuelve dinero. Efecto moderador: por supuesto que si hay un contratiempo se charla, el tema es, una vez más, no dejar en el aire al otro integrante del trueque.

4) Sé creativo. Muchas cosas pueden aplicarse al mundo del trueque. Casi todo lo que uno hace. Las opciones son infinitas. Pero eso sí: sólo ofrecé en trueque cosas que vos sepas que son de buena calidad. En mi caso, en todo proyecto que emprendo trato de reservar entre el 10 y el 20% para trueque, si es posible.

¡¡¡Gracias ANa!!! Qué iniciativa tan genial y útil para todos, obviamente no podía dejar de compartirlo. 

Pueden sumar sus sugerencias y experiencias, por supuesto.

Por otro lado, quiero aprovechar para resaltar la actual y oportuna oferta de trueque de Anahí. Ella ofrece redactar un poema especialmente a medida para regalar. Ahora está enfocada en escribir poemas a medida para los chicos para el Día del Niño. Quien busque sus servicios deberá contarle edad, gustos e inquietudes de la persona que recibirá el poema (entre otras cuestiones) Escucha ofertas para trocar y se encuentra en C.A.B.A.

Les comparto ahora material de su autora y los fundamentos de sus poemas a medida :)



Por Ana.
Estoy empezando un emprendimiento nuevo. Por el momento, se llama Poemas a medida. La idea es rescatar la vieja costumbre de regalar poemas. Pero no un poema que copiamos a mano de un libro, aunque eso también es lindo. Mi propuesta es escribir un poema especialmente para alguien. 
Quien encarga el poema debe pasarme el nombre del destinatario, sus gustos, si tiene alguna manía simpática, algún pasatiempo o un sueño, tal vez mencionar su profesión. Una foto también ayuda. ¡Ah! Y la edad: no es lo mismo escribir para un lector de dos años que para un señor que cumple ochenta (aunque hay más similitudes de las que imaginan).
Luego, me tomo un tiempo para escribir (para charlar de plazos y precios, el mail de contacto es: anahiflores.org@gmail.com
Y cuando ya está listo, lo entrego en formato digital y en papel (en una linda tarjetita).
Los poemas pueden regalarse cuando uno quiera. En estos días estoy finalizando el período "poemas para el día del niño". Ya estamos entrando en las vísperas del día de la madre. Pero también pueden regalarse para cumpleaños, aniversarios especiales, o porque sí. En eso, no es diferente que cualquier otro regalo. Lo que sí, preciso anticipación, porque hasta que el poema no me gusta no lo doy por terminado y para eso hace falta tiempo (escribir, dejar reposar, releer, pulir, cortar, reescribir, etc).
Como en todos los proyectos que empiezo, dejo un porcentaje "para hacer trueque" en la comunidad que Lau Gambale creó. Me vendrían muy bien unas clases de inglés o una sesión de fotos, pero me gusta que me sorprendan con ofertas que no esperaba.
Les copio un poema a modo de ejemplo. Lo escribí para Natalia, una chica que, igual que Peter Pan, no tenía ganas de crecer.

Natalia

Natalia no quiere
usar los zapatos
que le regalaron,
le gustan los de ella
pero ya le aprietan.
Natalia los mira
con tanto cariño
que su pie se achica, 
se achica, se achica.

Natalia no quiere
la campera nueva,
prefiere la vieja
pero ya no le entra.
Natalia acaricia
la vieja campera.
Su cuerpo la entiende,
y se encoge un poco
de a poco, de a poco.

Natalia no quiere
hablar con palabras
prefiere sonidos
onomatopéyicos.
Natalia se abraza
con fuerza a sí misma:
crecerá al revés
hasta ser chiquita,
chiquita, chiquita.


Grosa Ana :)


¡Que tengan linda noche de jueves! En breve paso nuevamente para contarles nuevos trueques concretados… ¡Vamooooooooos!

4 comentarios

Té Amí dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Té Amí dijo...

Que lindo post chicas!, me encantó la intervención de Ana, sus sugerencias y sus poemas, ya quiero varios!
Lau, sos lo más y super generosa, tu comunidad es re grosa, con rima y todo!

Lau Gambale dijo...

Gracias Marce por tan buena ondaaaa, trocar es groso, no yo ajjaja. Abrazo!

Maison Lulu dijo...

Felicitaciones por la idea! Esto es barbaro! Estoy a punto de concretar un trueque y ya esto me parece fantastico que quiero que todo el mundo participe. Despues les cuento como me fue! Gracias y besos

© Comunidad del Trueque
Maira Gall